Vivimos en una sociedad en la que todo es economía, absolutamente todo es economía, todo gira alrededor de la economía, somos obsesos de la economía…

Toda nuestra vida, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, estamos obsesionados con la economía. Pero un tipo de economía centrada en uno mismo, «cuanto más para uno mejor». Esta es pues, una economía obsoleta con los tiempos que estamos viviendo, es la economía del viejo paradigma, la que nos han enseñado; ésta, está basada en acumular para uno mismo todo tipo de bienes materiales. Este tipo de economía se describe de forma sencilla con la frase: «Todo para mí». Y… ¿sabéis qué sucede con este tipo de percepción de la economía?; que genera más pobreza…

Genera más pobreza porque te desconecta de la abundancia, te desconecta de la fertilidad de la tierra, te desconecta del amor.

Cómo podemos entender esta cuestión de que en una sociedad del siglo XXI, donde tenemos más cosas que nunca en la historia de la humanidad, donde hay más bienes materiales que nunca, (jamás ha habido tanta prosperidad material porque estamos obsesionados con la materia), donde toda la sociedad está basada en consumir cosas; al mismo tiempo, paradójicamente, en España sigue habiendo un tasa alta de pobreza y en otros países aparentemente «de bien», también la hay… ¿cómo es posible que habiendo tantas cosas, cada vez haya más pobreza?; está claro que hay algo que falla.

Podemos pensar, bueno lo que falla son los demás; son los especuladores, los banqueros, los políticos, los que rigen el poder… Pero eso no es cierto.
Eso no es cierto, es demasiado fácil hacer a los demás responsables de tu sufrimiento o de tu egoísmo y limitaciones.

Es precisamente esa visión neurótica y egocéntrica de la economía lo que crea pobreza… crea pobreza porque nos ha desconectado de la prosperidad de la naturaleza.

La Naturaleza es absolutamente abundante.
La Naturaleza es femenina.
La energía femenina, desde el vacío crea la abundancia, se multiplican las células.
Lo femenino, de 2 células crea la vida…

Si siembras una semilla de una manzana, después puedes tener un árbol que da cientos de manzanas. Esta es la energía de la naturaleza.
Cuando una madre le da el pecho a su hijo, cuanta más leche necesita el bebé, más produce la madre.
Nos hemos olvidado de que la verdadera riqueza viene de la GENEROSIDAD, para conectar con la riqueza hay que conectar con la generosidad. La generosidad es la madre de la riqueza.
Si quieres ser rico y abundante, sé generoso; si eres un rascuacho, serás siempre pobre, y el problema es que ,en general, vivimos en una sociedad llena de rascuachos. Nos han educado para eso, tenemos un sistema que nos educa para ser miserables e individualistas.
Todo el capitalismo se basa en el individualismo.

Adam Smith pensó, con toda su buena voluntad, que siendo todos buenos individualistas, buenos egoístas, esto iba a ir mejor y no es así; y que si los de arriba tienen mucho, la copa la tienen muy llena, desbordaría y caería por todos los lados y se llenaría todo el mundo de prosperidad. Pero esto no es así.
Tenemos una economía que ha perdido el norte, ha perdido el norte porque está basada en ese individualismo que te acaba conectando con el egoísmo.
Individualismo, es egoísmo, y cuando los neoliberales hablan de libertad, no hablan de la libertad del hombre, la libertad del ser humano; hablan de la libertad del dinero, que el dinero pueda fluir de un lado para otro libremente. Pero eso no crea prosperidad.

Hemos perdido la raíz, hemos perdido la conexión con la abundancia porque hemos creado una cultura de la escasez, y es una cultura masculina, la energía masculina, cuando no está en equilibrio, tiene tendencia a concentrar para sí; es decir, a acumular…

El cambio de paradigma en la economía, es conectar con la abundancia, la prosperidad, es volver a conectar con las leyes de la naturaleza ya que estamos al margen de esas leyes y hemos creado una economía absolutamente obsesiva que no crea felicidad.

Hemos de construir entre todos una economía humanizada.

Ese roll de empresario avaricioso, buitre de los negocios, ha de sustituirse por una figura de empresario generoso, bondadoso, altruista… que su objetivo no sea el dinero si no ayudar, aportar valor a la sociedad, y entonces el dinero venga como una recompensa por su entrega y su labor para con la humanidad.

Todos los seres humanos venimos aquí con una misión, absolutamente todos, y nuestra misión, la primera de todas, es ser feliz, no es trabajar.

Nuestra misión no es venir aquí al mundo a trabajar.

Yo, como empresario, quiero que mis empleados sean felices, y se lo digo, quiero que seáis felices porque si sois felices, si conectáis con esa energía de la prosperidad, si conectáis con esa energía positiva, si conectáis con el amor, todo aquello que hagáis tendrá un enorme sentido en vuestras vidas.

Vuestras vidas tendrán sentido, no iréis al trabajo aburridos, no hay nada más desmotivador que ir al trabajo a sentir como pasan las horas y mirar el reloj…¡que horror al que le pasa esto!
Yo le digo a mis empleados, si te pasa eso, vete de aquí, porque no es tu sitio. Yo quiero gente que disfrute… que digan: -me ha pasado la mañana y ni me he enterado!!. Entonces el tiempo cronológico se convierte en tiempo kairológico; esto sucede cuando tu trabajo se vuelve meditación, tu trabajo se ha vuelto consciencia porque estás consciente y estás disfrutando de lo que estás haciendo al 100 por 100, estás haciendo algo que te gusta hacer, que amas hacer. Es extraordinario pasar tu vida haciendo eso, porque estamos aquí para ser felices; tenemos que crear una economía que nos haga felices y ¡es posible!

Es cuestión de cambio de mentalidad, de cambio de paradigma y cambio de creencias.

Nos hemos olvidado de que la verdadera riqueza viene de la GENEROSIDAD, para conectar con la riqueza hay que conectar con la generosidad.

La generosidad es la madre de la riqueza…

Fuentes: Idili Lizcano. Empresas del nuevo paradigma.

 

 

Con Amor: My Angel Star

Leave a comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies