Estos días puede que sientas que algo está cambiando en ti, a tu alrededor. No sólo hablo de los cambios evidentes que llevamos experimentando desde el mes de marzo sino también de cómo esos procesos nos afectan a nosotros, a nuestra psique, a nuestro cuerpo físico y a nuestra forma de comportarnos y de relacionarnos con los demás.
Lo que es evidente, al menos desde mi percepción, es que estamos en un cambio de ciclo muy importante en la historia de la humanidad. No voy a entrar en temas de que si esto es para bien o para mal ya que simplemente ES. Sea lo que sea, está sucediendo, nos está sucediendo en nuestras consciencias individuales y en la colectiva se manifiesta dependiendo de lo que sintamos individualmente.

El mensaje que os quiero transmitir es que no os sintáis asustados, no os aferréis a lo que  dicen los medios de comunicación, ya no importa si es mentira o verdad o media verdad o media mentira, lo importante es cómo OS HACE SENTIR cada palabra, cada imagen, cada conversación que tenéis con los demás respecto a la enfermedad, la muerte, lo que está sucediendo…
Lo importante no es lo que sucede sino cómo nos hace sentir. 

Es importante que entendáis que las cosas que han sucedido, han seguido un curso que ya no se puede cambiar; sólo podemos honrar la fortaleza de las personas que han vivido procesos más complejos y brindarles nuestro apoyo estando enteros y equilibrados a la hora de interactuar.

Lo que sí podemos cambiar es este momento, es el «aquí y el ahora» ya que este «aquí y ahora» determinará el futuro y la definición de la nueva consciencia colectiva. Hemos de estar muy atentos, no ir durmiendo por la vida, estar con los ojos abiertos y ser muy buenos observadores. 
Es de vital importancia que empecéis a pensar por vosotros mismos, a cuestionaros las cosas que probablemente lleváis años pensando como verdad absoluta. Es de vital importancia abrir los ojos, la mente y el corazón para VER lo que sucede desde un prisma transparente y completamente exento de pensamientos y creencias colectivas extremistas que no nos dejan ver más allá y generan sentimientos perjudiciales para nosotros.

Lo que viene es bueno, eso os lo puedo asegurar. Estamos evolucionando como seres humanos espirituales que somos, experimentando una vida en un plano físico en tercera dimensión pero eso no significa que no exista nada más. O a caso vosotros podéis ver las ondas del teléfono móvil o las del router o el microondas?, no, no las vemos, pero están ahí. Pues lo mismo sucede con nosotros como humanos, que somos muchísimo más de lo que vemos en este cuerpo físico; de hecho, el cuerpo físico, es tan solo una pequeña pieza del puzle que nos constituye.

Muchos diréis, ya pero las muertes, el miedo, la economía, ¿qué pasa con todo eso?.  Pues con todo esto pasa que ya está sucediendo, ya no lo podemos evitar porque ya está en curso, se está ejecutando ese programa ya, en este momento en la mayor parte de las conciencias no evolucionadas, eso ya se está manifestando y así está siendo.

¿Lo podríamos haber evitado?, ésta, es una pregunta sin sentido porque no es útil. Entonces, ¿qué es lo útil?. Pues lo útil y lo que debemos hacer ya, sin perder más tiempo es un trabajo individual. Mirar dentro de nosotros y no permitir que afloren sentimientos de odio, indignación, pánico, enfado y demás energías densas que al fin y al cabo son el motivo de las circunstancias desfavorables que vivimos.

Esto es como cuando en una película, 5 personajes se quedan atrapados en una situación de peligro; fijaos cómo se definen los rolles de cada uno de ellos, siempre hay uno pesimista, al cual las emociones lo arrasan y deja de pensar con lógica y coherencia, ese es el que lo empeora todo y retrasa la salvación del resto del grupo, ese acaba mal normalmente aunque el resto lo intente salvar.

Luego está el superviviente, el que se enfrenta a la situación desde la calma, desde el equilibrio y no pierde los papeles; suele convertirse en líder y guía del resto y tendrá más poder, más capacidad mental de encontrar soluciones y más posibilidades de vivir y reconducir a los que hayan decidido, por falta de fortaleza personal pero capacidad de controlar sus emociones, unirse a su forma de ver la situación.

Los que se unan a la forma de ver la situación del personaje pesimista, asustado y descontrolado, dejándose arrastrar por sus emociones dañinas, serán una carga, un peso que desfavorecerá la salvación del grupo.

Aquí de forma sencilla y rápida de comprender por nuestra mente, vemos que ahora mismo en estos momentos lo mejor que puedes hacer por la humanidad, tus hijos, el planeta, la naturaleza, los animales y toda la vida divina que te rodea, es empezar a ser mejor, mejor persona.
Ser mejor tú, deja de focalizarte en los demás, deja de criticar y de juzgar a los que no hacen las cosas como tú crees que deberían hacerse, deja de crear bandos separatistas, deja de ser «conspiranoico» ya que estar informado está bien y es necesario siempre y cuando esa información no te llene de más miedo, más decepción, indignación y odio. La verdad hay que estar preparado para conocerla, manejarla para que no nos haga daño requiere un nivel de consciencia alto. Por ello primero has de hacer ese proceso personal, tú y tú y tú otra vez y luego la verdad te vendrá sola, de forma suave y sin impacto emocional negativo.

Mira, una vez un médico le dijo estas palabras a un familiar en un momento crítico de su vida. –«No necesitas medicación pero si por no tomarla vas a sentir miedo de ponerte mal mejor que te la tomes-. Por suerte ese familiar no tuvo miedo, no la tomó y se curó. Pero… ¿Qué hubiera pasado si se hubiera obsesionado? por eso el médico le dijo eso, «no tomes nada a no ser que tengas miedo de enfermar por no tomarlo».
La mente es tan fuerte, tiene tanto poder y puede crear tantas cosas que no nos hacemos a la idea de ello.

Fijaos la importancia de los efectos placebo y/o nocebo, fijaos como la mente si se cree algo puede modificar la realidad debido a esa creencia tan arraigada.

Leí una historia de un arqueólogo que llegó a una tribu en la que hacían fuego con palos y piedras. El arqueólogo tenía un mechero ya que él venía de otro sitio donde los mecheros eran lo más normal del mundo. Bueno pues la tribu lo empezó a adorar como el Dios del fuego por tener un simple mechero. 
Veis las distintas realidades?

 

Pensad algo, sabemos la que está cayendo por así decirlo pero… ¿Qué personaje queremos ser de la película? porque está demostrado que sufrir por estar viviendo una situación desfavorable y lamentarse y venirse abajo nunca ha hecho que esa situación se arregle sino todo lo contrario. Lo que puede hacer que en situaciones extremas salgas adelante es la fe, la fortaleza y el instinto de superación. ¿Habéis oído alguna vez esa madre que puede sacar fuerzas para mover un camión que estaba a punto de atropellar a su bebe?, pues es real. O el niño de ocho años que fue capaz de levantar un coche accidentado que estaba aplastando a su padre, lo movió y salvó a su padre. Está documentado en google si lo queréis buscar. ¿De dónde creéis que sale esa fortaleza? De la fe, de la creencia, de los no límites mentales.

Resumiendo para que os llegue el mensaje lo más claro posible. Esto que os cuento lo he percibido en mis meditaciones diarias y quiero que llegue a todos vosotros para que estéis mejor y así nos podamos ayudar unos a otros a superar este cambio.

Entonces… ¿qué podemos hacer para ser esperanza y fe  en el cambio?

Trabajarnos a nosotros mismos como ya he dicho anteriormente. No a tu marido, no a tus hijos o tu suegra o amiga, sino a ti, porque sólo estando tú bien, en tu centro y en equilibrio podrás dar lo mejor de ti a tus hijos a tu marido a tu suegra y a quien quieras, ya que el conflicto no existirá en tu vida.

Llegó el momento de reconocer que tienes mucho que aprender y tienes toda esta vida por delante para hacerlo; pero te aseguro que cada pequeño salto que das, cada vez que creces un poco, aunque puede doler al principio, luego sentirás que vas llenando partes de tu cerebro, de tu mente que estaban dormidas y son partes que generan paz, amor, placer por vivir, motivación, sentido claro de la existencia y muchas cosas maravillosas que tal vez ahora aún no entendemos.

Habrá personas que ya lleven años haciéndolo y estén en la mitad del camino del autoconocimiento; otras que empiecen ahora, otras que ya estén enseñando o guiando a otros a ese despertar, otros que aún leyendo esto no lo entiendan y no sientan ese llamado, pero ante todo, tengamos respeto por la diferente forma de evolucionar de cada uno. RECORDAD QUE SE NOS DIO ALGO LLAMADO LIBRE ALBEDRÍO, mirad si es flexible la existencia que te deja escoger si lo haces en esta vida, en otra, o no lo quieres hacer.

Desde mi experiencia hacerlo es lo mejor que me ha pasado en la vida, así que os animo a iniciar ese despertar, ese viaje a nuestra esencia que siempre permanece intacta. Ahí es donde está eso que llamamos AMOR y se nos va suministrando a dosis cada vez más altas según el nivel de consciencia que tengamos.

Apagad la tele un tiempo y estad muy atentos a CÓMO OS HACE SENTIR todo lo que consumís durante el día, ya sea información, comida, compañías personales y amistades, conversaciones que tengáis con la gente, hábitos que hayáis desarrollado desde hace años y los hagáis de forma automática, etc… paraos un instante en cada cosa que hagáis, digáis, sintáis; se trata de estar muy despierto en cada momento para ver qué cosas ya no resuenan con nosotros y tal vez llegó el momento de cambiarlas, soltarlas, modificarlas por otras más acordes a quienes somos ahora.

Otro punto que debéis llevar a raja tabla es la MEDITACIÓN. Yo sé que a muchos os da pereza o no tenéis mucha fe en ella pero os aseguro que practicar cada día por la mañana y la noche el aquietar la mente, os ayudará a ser mejor en todo. Hacedlo como el que se ducha o se lava los dientes…  Si vas al gym pero no meditas no estás en sintonía con tus distintos cuerpos, es como si tienes un jardín con muchas plantas y dejas de regar algunas, el jardín nunca se verá bonito debido a las plantas secas por muchas otras florecidas y hermosas que haya.

Vamos a ser conscientes y elevar nuestra vitalidad y energía para que la situación, sea la que sea, no nos desborde. Esa es la clave.
Si no sabéis cómo empezar a meditar, pedid ayuda, hay millones de tutoriales en you tube, el que no lo hace es porque no quiere. Me podéis mandar un correo para las dudas que tengáis y os atiendo encantarada. Empezad YA!!!

Otro punto que sé que no os gusta oír es el de la comida. Hay alimentos que nos ayudan en este proceso porque nos quitan densidad. Otros nos densifican y nos llevan a estados más bajos de vibración, a veces no somos ni conscientes de ello.  Alimentos que tengan vida como frutas frescas, verduras frescas, todo lo que tenga vida y haya recibido luz solar los días anteriores de ser consumido, es lo que nos va a elevar la frecuencia. Se entiende en este punto que todo lo no vivo, como la carne y demás alimentos procesados nos va a acidificar el cuerpo y densificar nuestra energía.   

Ser honesto con uno mismo sin tener miedo de no encajar en las masas es el primer paso del despertar. Tú eres único, auténtico, aunque te hayas disfrazado para encajar en algún grupo social o hayas creado un personaje para ser aceptado y caer bien, ese no eres tú. Date el permiso de sanar, y de ser tú mismo.

La humanidad te necesita consciente, nos necesita a todos para este cambio de paradigma que forma parte de una evolución, la cual, ya está determinada.

Únete al cambio. Se paz, se luz

Atentamente, Ariadna Farell

Leave a comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies