0 items - 0,00€ 0

La historia de Ariadna

Hola a todos y bienvenidos a My Angel Star!!

Me llamo Ariadna y quiero contaros cómo nace este proyecto al que amo profundamente y al cual he dedicado y dedicaré toda mi energía, entrega, pasión, amor y conocimientos.

Cuando tenía ocho años de edad mis padres se divorciaron; empiezo contando esto porque sé que fue a partir de ese momento cuando supe que mi vida no sería fácil y que muchas de las cosas que había soñado empezaban a desvanecerse.

Cuando mis padres deciden tomar rumbos distintos en su camino de vida, no sólo ellos empezaron de cero, sino que yo también tuve que adaptarme a una nueva vida en la que dejaba atrás nuestro tranquilo chalet con piscina, en un pueblo de Barcelona, mis amigos del colegio y lo que más me costó, la accesibilidad al arte y a la cultura que caracterizaban mi día a día en la vida familiar.

Cuando mi madre decide irse a vivir a un pueblo de Extremadura, todo se transforma. Dejo mis clases de patinaje sobre hielo y las de ballet clásico a las cuales asistía desde los tres años y aterrizo en un lugar extraño en el que no sabías dónde empezaban los patios y terminaban las casas; lleno de tractores, animales en las calles y gente hablando, lo que a una niña de ocho años que no había salido nunca de su idílico pueblo cosmopolita, le parecía un idioma extraño, que por lo visto, era una versión del castellano medio antiguo, quitándole algunas sílabas y consonantes que otras.

El hecho de desconectarme de mis pasiones artísticas y ver la nueva y austera realidad que acechaba, hizo que me fuera convirtiendo en una niña introvertida y solitaria; los niños de mi edad me parecían cansinos y aburridos, no sabían ni hablar bien.

¿Qúe podía esperar de ellos una niña “pija” resabida de Barcelona, que aún no se había quitado el tutu, las gafitas rosas y las dos largas trenzas que sujetaban su larguísima melena?

Allí era todo salvaje, rural, simple, basto, y yo una pequeña intelectual repipi que aún no entendía el sentido de la vida, pero creía que en los libros se aprendía todo.

Sobre My Angel Star

La adaptación fue dura, recuerdo muchos momentos de soledad y sufrimiento; ya con esa edad, empecé a entender que la vida iba a darme caña y yo tenía que estar preparada!!

Aprendí a empatizar con la gente, a entender sus vidas y su visión de la realidad tan distinta de la mía y comencé a disfrutar de lo que tenía. Esos años fue cuando descubrí el poder de la Madre Naturaleza y las energías que se movían en los cielos.

Aprendí a vivir arraigada a la tierra, fuera de la burbuja en la que había llegado. Y fuí muy feliz en muchos momentos.

Gracias Extremadura y extremeños por vuestra sencilla grandeza!! 

​Los años iban pasando y había que surfear las olas​, esperarlas o encontrarlas de repente, pero estar atento.

​Ese camino espiritual, que en algún momento somos conscientes de que existe y lo iniciamos o continuamos, empezó claramente​ después de uno de los acontecimientos más dolorosos para mi alma, en esta vida o existencia.  

Ese acontecimiento fue la partida de mi padre hacia ese otro mundo al que todos llegaremos en algún momento. Mi padre, era muy joven cuando decidió partir, además fue una noche muy simbólica para todos, la noche de fin de año. Fue algo repentino, nadie lo esperaba, tenía tan solo 42 años. 

En el momento de su partida, yo me encontraba viviendo con él en Menorca; hacía un año que había decidido irme a vivir con él, después de muchos viéndolo solamente en época estival ya que yo vivía en Extremadura la mayor parte del año.

Su partida supuso en mí la caída emocional más fuerte que he vivido, me hundí y perdí la salud y el equilibrio. 

Fue entonces cuando inicié un largo camino de años, en busca de respuestas; en ese camino viví experiencias de todo tipo, algunas arriesgadas e inconscientes para evadirme de ese dolor. 

Un buen día, un amigo que veía mi sufrimiento, me recomendó visitar a un señor que se dedicaba ha hacer Reiki; por aquél entonces, yo no sabía que era el Reiki, de hecho incluso me sonaba raro, me generaba desconfianza ya que siempre he tenido una mente muy analítica y racional.

Acepté ir ya que no tenía nada que perder y fue a partir del los tres meses de tratamiento, cuando no solo había recuperado la salud sino que había desarrollado una sensibilidad especial que me permitía ver y sentir cosas de los demás; sentir sus estados de ánimo, sentir sus problemas, empatizar con sus pensamientos, tanto, que si se descontrolaba, era incluso molesto. 

Tarde años de formación en distintos sectores de la Salud y el Bienestar, en controlar y canalizar de forma dirigida, todas esas percepciones. 

​Me formé en Reiki, aprendí a trabajar con las engrías sutiles y practiqué de forma voluntaria durante años. 

​La vida me fue trayendo lo que necesitaba en cada momento y a pesar de que el camino fue duro​​, conseguí empezar a trabajar en este sector y hacer bien mi trabajo. Cada vez tenia más seguridad y más intuición y me hacía muy feliz ver como podía servir de ayuda a muchas personas​, que como yo en su día, habían perdido las ganas de vivir.

Antes de abrir las puertas de My Angel Star, trabajé como terapeuta durante tiempo en centros médicos, spas, hospitales, residencias de ancianos, centros sociales, etc.

Un buen día, gracias a la fe que depositaron en este proyecto familiares de mi compañero de vida de entonces; pudimos mudarnos a Marbella e iniciar lo que sería un duro, sorprendente y maravilloso camino hacia ​la luz de My Angel Star.

El camino no es fácil, pero si uno no pierde la fe y tiene claro su propósito, la vida tarde o temprano te recompensa​ por tus esfuerzos y dedicación.

A día de hoy, aún me planto delante de ese lugar mágico y me conmueve ver cómo ha pasado el tiempo, y todas las cosas que han sido necesarias vivir para poder llegar hasta todos vosotros.

Sé que me han ayudado no sólo aquí en la Tierra sino en otros planos, y que nunca me han dejado sola. 

Sé que con toda la pasión y el amor, seguiremos creciendo para vosotros, para el Mundo, porque este es mi propósito de vida…

Y quiero expresaros con total certeza, que los que se han ido, están mucho más cerca de lo que creéis…

Gracias papá por tu lección de vida.

Gracias a los que estáis siempre ahí de alguna manera y habéis sido partícipes de este renacimiento que se llama My Angel Star.

Os amo

Ariadna Farell

Leave a comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies